FANDOM


Tsurara Onna
Nombre
Nombre Romanizado Tsurara Onna
Significado Mujer Carámbano
Otros nombres Tsurara Nyōbō
Datos
Clase Desconocido
Tipo Mujer
Hábitat Áreas nevadas (Sólo se ve durante el invierno)
Dieta Comida ordinaria


Tsurara Onna son hermosas mujeres que se forman a partir de la soledad de los hombres solteros durante el invierno.

LeyendaEditar

Cuando un hombre mira con nostalgia un fuerte y hermoso carámbano colgando de un techo y reflexiona sobre su soledad, un Tsurara Onna puede aparecer poco después. En la superficie, una Tsurara Onna parece ser una mujer ordinaria, aunque excepcionalmente bella. Son muy similares en apariencia y comportamiento a Yuki Onna, que habitan las mismas áreas durante el invierno. Cuando las nieves del invierno se derriten y los carámbanos ya no se pueden ver colgando de los tejados, Tsurara Onna desaparece junto con el clima frío.

A pesar de sus orígenes helados, una Tsurara Onna puede ser muy cálida y amable. De hecho, muchas historias de Tsurara Onna involucran una que se ha enamorado y se ha casado con un ser humano. Estos matrimonios terminan invariablemente en tragedia. La hermosa novia inevitablemente sale cuando viene la primavera, dejando a su pareja confundida y con el corazón roto. Y cualquier encuentro futuro en el invierno siguiente normalmente no termina bien para ninguna de las partes.

Debido a que se ven y se comportan como las mujeres humanas ordinarias, a menudo es muy difícil identificar un Tsurara Onna. Una señal de advertencia reconocible es una falta de voluntad para entrar en un baño. De vez en cuando, las historias hablan de una mujer que se niega a tomar un baño no importa cuánto su marido la presiona. Eventualmente, cansada de pelear, ella cede y entra en el baño. Cuando el marido revisa más tarde, todo lo que ve son unos diminutos fragmentos de hielo flotando en la bañera, y su esposa no se encuentra en ninguna parte.

Hay innumerables cuentos de Tsurara Onna. Se encuentran en cada prefectura donde cae la nieve, y cada una tiene su propio giro único. Sin embargo, hay algunos motivos comunes que se encuentran en la mayoría de las versiones de la historia. Muchos de ellos son similares o incluso idénticos a las historias de Yuki Onna. Temas de amor, matrimonio y traición son comunes.

Un ejemplo emblemático es en la provincia de Echigo, la moderna Prefectura de Niigata: un hombre joven y soltero miraba por su ventana una noche fría y nevada. Se sentó allí, admirando melancólicamente la encantadora escena invernal. Deseaba en su corazón encontrar una esposa tan hermosa como los carámbanos que colgaban de su techo. De repente, oyó un golpe en la puerta. Una voz de mujer sonó, era tan hermosa y clara como el hielo.

Pide alojamiento y el joven aceptó. Estaba encantado de ver que la cara de la mujer era tan hermosa como su voz. Trabajó duro para asegurarse de que su estancia fuera lo más agradable posible.

Varios meses más tarde, la mujer todavía estaba en la casa. Se habían enamorado profundamente y se olvidó de su viaje por completo. Se habían casado y estaban muy felices juntos.

Una mañana de primavera, la hermosa joven novia salió de compras y, esa noche, no regresó. El joven esperaba su regreso noche tras noche. La nieve se derritió, las flores de ciruela florecieron y pronto fue primavera. El joven le preguntó a todos los que había conocido si habían visto a su esposa. Buscó todo alrededor, pero no había ningún rastro de ella en absoluto. Nadie que conociera tampoco le podía decir nada. Lentamente se obligó a aceptar que ella lo había dejado. Con el tiempo, el corazón roto del joven se curó y se volvió a casar con una joven de su aldea.

El invierno siguiente, durante una tormenta de nieve, el joven se encontró mirando por la ventana los largos carámbanos que colgaban de su techo. De repente, llamaron a la puerta. La hermosa mujer del invierno anterior estaba de pie fuera de su casa. El joven se sorprendió.

Le reclamó y ella respondió que la gente tiene diferentes circunstancias. La hermosa mujer salió de la casa con una mirada triste en su rostro. El joven fue tras ella, cuando: sqa de repente sono una voz desde dentro de la casa. Era su nueva esposa, preguntando qué estaba pasando.

De repente, hubo un estrépito seguido por un chillido cerca del frente de la casa. La nueva esposa corrió a la puerta principal para ver qué había pasado. Allí, tendido en el patio delantero, estaba su marido muerto, traspasado por el cerebro por un enorme carámbano que había caído desde el techo.[1]

ReferenciaEditar

  1. Tsurara onna