FANDOM


Tatsu

Yoshitsuya The Fiery Dragon

Nombre
Nombre Romanizado Tatsu
Significado Dragón
Otros nombres Ryū
Ryō
Wani
Datos
Clase Kami
Tipo Dragón
Hábitat Ríos
Montañas
Lagos
Mares
Dieta Comen de todo


Tatsu son los dragones japoneses y son muy similares en apariencia a los dragones de China y el resto del mundo.

OrigenEditar

Los Tatsu son una de las criaturas sobrenaturales más antiguas conocidas en Japón; las primeras historias registradas se remontan al Kojiki y al Nihongi, las primeras narraciones escritas de la historia y la mitología japonesas. A lo largo de los siglos, más leyendas del dragón fueron importadas de otros países, incorporando a los Long chinos y los Naga en la mitología japonesa. Los dragones japoneses de hoy son una amalgama de estos mitos importados con las deidades de agua indígenas del Japón prehistórico.

LeyendaEditar

Tienen cuerpos largos y escamados, colas serpentinas, dientes afilados y garras, y a menudo tienen cuernos, astas, espinas y barbas. Están fuertemente conectados con el agua, ya sea lluvia, ríos, mares o océanos, y se consideran dioses del agua. Algunos tienen múltiples miembros o cabezas, y muchos se disfrazan de humanos y nunca se ven en sus formas naturales.
Los Tatsu viven en palacios espléndidos en el fondo de mar o en otros lugares aislados. Por lo general, viven lejos de las áreas habitadas por los humanos, pero ocasionalmente viven cerca de los templos budistas. Acumulan grandes cantidades de tesoros y guardan poderosos artefactos mágicos en sus hogares. De vez en cuando permiten a los héroes dignos visitarlos o prestan sus artículos mágicos a los guerreros nobles. Muchos son grandes villanos, atormentando a la humanidad por despecho, mientras que otros son puros y bondadosos, ofreciendo su sabiduría y poder a quienes lo buscan.
Los Tatsu rara vez se ocupan de los asuntos humanos a menos que los afecten directamente, pero aceptan la adoración y los sacrificios de los seres humanos. Muchos templos mantienen las tierras sagradas de los dragones locales e innumerables japoneses hacen peregrinaciones a las santas montañas habitadas por el Tatsu cada año. Los Tatsu recibe oraciones por lluvia, protección contra inundaciones y otras peticiones relacionadas con el agua. Las festivales de fuegos artificiales, rituales danzas de dragón y otras celebraciones locales en honor de estos dioses dragón se producen en todas las islas japonesas.
La familia imperial japonesa, la monarquía hereditaria más antigua del mundo, supuestamente es descendiente de un dragón y de la Kami Amaterasu. Se dice que la monarquía fue fundada en el 660 a.C. por el emperador Jimmu, el legendario primer gobernante de Japón. Su padre era hijo de Toyotama-hime, que a su vez era la hija de Ryūjin, el dios dragón del mar. Así que el emperador de Japón es, según la leyenda, el descendiente directo de un dragón.[1]

ReferenciaEditar

  1. Tatsu