FANDOM


Osakabe hime
Nombre
Significado Princesa de las paredes
Datos
Clase Yurei o Kami
Hábitat Áreas secretas del Castillo de Himeji


Osakabe hime es una yōkai recluida que vive en lo alto de la torre del castillo de Himeji. Toma la apariencia de una vieja majestuosa que usa un kimono de doce capas.

LeyendaEditar

Osakabe hime es una poderosa yōkai, capaz de manipular a la gente como títeres. Es extremadamente conocedora de muchas cosas y controla una multitud de Kenzokushin que actúan como mensajeros. Puede leer el corazón de una persona y ver sus verdaderos deseos, por lo que puede manipularlos como quiera. Se rumorea que cualquiera que vea su cara morirá instantáneamente.

Osakabe hime odia conocer gente; pasa la mayor parte de su tiempo escondida en áreas secretas del castillo de Himeji. Sin embargo, una vez al año, sale de su escondite para reunirse con el señor del castillo y prever la fortuna del castillo para el próximo año.

La verdadera identidad de Osakabe hime es un misterio. Popularmente se cree que es realmente una Kitsune de nueve. Según otros relatos, puede ser un espíritu serpiente o el fantasma de una de las cortesanas favoritas del emperador Fushimi. Puede incluso ser la hermana de Kame hime, un yōkai similar que vivió en el castillo de Inawashiro en la provincia de Mutsu.

Otra leyenda común es que era originalmente el kami de la montaña sobre la que se construyó el castillo de Himeji. Cuando el castillo de Himeji fue ampliado por Hideyoshi en 1580, el santuario dedicado a la diosa local del Monte Hime, Osakabegami, fue quitado. La diosa se le consagró en Harima Sōja, un santuario dedicado a varios dioses. En el año 1600, cuando el señor del castillo, Ikeda Terumasa, cayó misteriosamente enfermo, surgieron rumores de que su enfermedad se debía a la ira de la diosa por haber sido quitada. Con el fin de apaciguarla, un pequeño templo fue construido en la torre y se consagro a Osakabegami en la parte superior de su montaña. Osakabegami puede ser la verdadera identidad de Osakabe hime.

En el período Edo, una joven llamada Morita Zusho se atrevió a ir a ver si un yōkai realmente vivía en los pisos superiores del Castillo de Himeji. Esperó hasta el anochecer y, luego con una linterna de papel en la mano, subió a la parte superior de la torre. Por valiente que fuera, Zusho no podía evitar imaginarse lo que le ocurriría si realmente hubiera una criatura allí arriba. Finalmente, cuando llegó al último piso, vio una débil luz procedente de una puerta del ático. Miró dentro, pero lo que estaba dentro la había oído y gritó "¿Quién está ahí?".

Zusho estaba paralizada de miedo. Oyó el ruido de un kimono crujiendo. La puerta se abrió para revelar a una mujer hermosa y elegante de unos treinta años que llevaba un espléndido kimono de doce capas. Zusho sintió que su fuerza regresaba y se presentó cortésmente y le explicó la razón de su llegada. Divertida, la yōkai le dio un casco de la armadura de la herencia familiar de su amo como prueba de su valentía para mostrarle a su maestro que conoció a Osakabe hime.

Al día siguiente, Zusho le contó la historia de lo que le había sucedido a su amo. Todo el mundo tenía problemas para creerlo porque siempre habían oído que el yōkai tomaba la forma de una anciana y no de una joven. Pero cuando Zusho le presentó el casco, su amo se sorprendió y no tuvo más remedio que creer en la historia.[1]

ReferenciaEditar

  1. Osakabe hime