FANDOM


Hitotsume-Kozo
Nombre
Nombre Romanizado Hitotsume-Kozo
Otros nombres Mehitotsu-bō
Hitotsu Managu
Datos
Clase Yurei
Tipo Kozo


Los Hitotsume-Kozo son Yokais inofensivos de un solo ojo y con apariencia de un kozō.

DescripciónEditar

Los Hitotsume-Kozo son aproximadamente del tamaño de un niño de diez años y se asemejan a los monjes budistas por sus calvas. Su característica más distintiva es que tienen un solo ojo gigante en el centro de la cara y una larga lengua roja.

LeyendaEditar

Por lo general, no causan ningun daño y se dice que, de repente, aparecen y sorprenden a la gente. Es un tipo de yōkai relativamente inofensivo. Por eso, se puede decir que su comportamiento también podría entenderse en términos del Kakakasa-obake. Tal vez porque no realizan obras malas, cuando se les representa en imágenes, a menudo se muestran tiernos o humorístico. Hitotsume-kozō se le representa llevando tōfu, se supone que a este yōkai no le gusta los frijoles; pero, sin que nadie lo supiera, Hitotsume-kozō pasó a tener el tōfu como su comida favorita. Además, se dice que está relacionado con el tōfu-kozō.
Los Hitotsume-kozō toman la apariencia de un kozō (un monje en el entrenamiento), pero también existe la teoría de que vienen del yōkai del Monte Hiei, el Ichigan Hitoashi Hōshi. Con frecuencia se pueden ver en kaidan, ensayos y material folklorico moderno, pero la historia de "Kaidanoi no Tsue" de Tōsaku Ikō es la más conocida.
En Yotsuya, Edo, vivió un hombre llamado Ojima Yakiemon que se dirigió hacia la finca de la familia samurai Asanuno por negocios y, esperando en la habitación, apareció un kozō de unos diez años de edad que enrolló y desenrrolló un pergamino colgante en el tokonoma una y otra vez. Cuando Yakiemon le advirtió sobre el jugar una broma, el kozō dijo lo mandó a callar mientras se volteaba y sólo había un ojo en su cara. Yakiemon grito y fue enviado de regreso a su casa por los dueños de la finca. Según la gente de la finca, este tipo de cosas extrañas suceden alrededor de 4 o 5 veces cada año, pero no pasa particularmente nada malo. Se dice que los Hitotsume-kozō aparecen con más frecuencia afuera que en el interior de las casas.
Según el "Aizu Kaidan Shu", cerca de Honshi no Chō en Aizuwakamatsu, una chica conoció a un niño que tenía 8 o 9 años de edad que le preguntó si quiere dinero y al responderle que sí se ve que el rostro del niño tenía un solo ojo y la niña se desmaya justo allí.
En el "Okayama no Kaidan", en Kamimomiimaidani, Kumenan, distrito de Kume, Prefectura de Okayama, había una carretera de la colina llamada Hitokuchizaka y, en el pasado, cuando se caminaba por la noche , una luz azul brillante junto con un Hitotsume-kozō aparecería, y los que son incapaces de quitarsen debido a la sorpresa y el miedo serían lamidos por una larga lengua.
En representaciones del yōkai del período Edo tales como el "Hyakkai Zukan", el "Bakemono Zukushi" y el "Bakemono Emaki", fue representado bajo el nombre Mehitotsu-bō. También, en Oshu, se llaman "Hitotsu managu"; en Rakugo, las personas con un ojo aparecerían.
Al norte de Edo en un campo vacío, Ri salió a capturar uno para mostrarlo como exposición en aras de ganancia y encontró un niño de un solo ojo, cuando intentó llevárselo, hubo un gran alboroto y se vio rodeado de un gran número de personas, siendo capturado.
En la región de Kantō, hay la leyenda que, en la noche de Kotoyōka, el octavo día del segundo mes y el octavo día del doceavo mes en el calendario lunisolar, vendrían de aldeas de la montaña junto con un Mikaribaba y se pone una cesta de bambú frente de las casa con el fin de expulsarlos.
En Kotoyōka, en el pasado había muchas regiones en que las personas no hacían su trabajo y permanecían confinadas en sus hogares, pero en algún momento, este ritual de aislamiento en la casa se interpretó como temor a los monstruos y una teoría dice que estos monstruos son los Hitotsume-kozō y el Mikaribaba.
Kunio Yanagita cree que los yōkai son kami que han llegado a la ruina y cree que los Hitotsume-kozō son kami de montaña caídos. Hay varias regiones que tienen la leyenda de que los dioses montañosos tienen ojos cruzados y dado que tienen un ojo era una manera común de decir "ojos cruzados", esto también se originó a partir de los espíritus divinos de la montaña.
Además, hay indicios de que existían personas que perdieron una pierna y un ojo como sacrificio en viejos rituales y según los cazadores y leñadores, en una leyenda relacionada con los dioses de la naturaleza se puede vislumbrar a dioses atípicos que toman una apariencia con un ojo y un pie. Aparte de esto, los que trabajaban en la fundición de hierro en un tatara, varios perdieron un ojo y hay una teoría de que se relaciona con un dios de un solo ojo, Ame no Mahitotsu no Kami que trabajadores del hierro han puesto su fe.[1]

ReferenciaEditar

  1. Hitotsume-Kozō

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.